Portavelas de Sal del Himalaya Natural

EP-LS008

New product

Portavela de sal con forma natural.

4,25 €

IVA Inc.

Según la antiquísima sabiduría del Feng Shui, el arte milenario chino que estudia la armonía entre la luz, los colores, la simetría y la distribución de los espacios, la luz disuelve las energías negativas y atrae la fuerza vital, la alegría y la salud.

En el interior de las casas las energías positivas tienden a estancarse y la iluminación se convierte entonces en un factor clave para mantener el bienestar físico y psíquico de todos los habitantes del hogar, incluidos los animales y las plantas. Los preceptos del Feng Shui recomiendan distribuir lámparas por todos los rincones oscuros para reforzar el Chi, la fuerza vital que está presente en el Universo y en todos los seres vivos. Una de las mejores formas de intensificar esta energía vital es utilizar lámparas de sal, una combinación casi mágica de luz y color que, además, equilibra el exceso de iones positivos perjudiciales para la salud gracias a la presencia del yodo salino, que enriquece el ambiente con iones negativos.

Las lámparas de sal son ionizadores naturales que absorben el exceso de ondas electromagnéticas emitidas por los televisores y los electrodomésticos en general y ayudan a crear una atmósfera sana. No olvidemos que la sal contiene casi todos los oligoelementos de los cuales depende el buen funcionamiento del organismo.

EFECTOS CURATIVOS DE LOS IONES NEGATIVOS: Los más recientes estudios científicos demuestran que las lámparas de cristal de sal pueden aumentar el número de iones negativos hasta en un 300%. En la naturaleza, estos iones se originan por medio del viento, la luz del Sol, las cascadas, las tempestades o la lluvia. En el aire fresco encontramos hasta 4.000 iones negativos por centímetro cúbico y cerca de una cascada, por ejemplo, pueden contabilizarse hasta 10.000. Sin embargo, en las grandes ciudades su número no supera los 100 por centímetro cúbico. Una forma efectiva de conseguir incrementar el número de iones negativos en el hogar pasa, simplemente, por instalar una lámpara de sal que, además, reducirá perceptiblemente los agentes contaminadores del aire. Los iones negativos pueden proporcionar una mejoría considerable en casos de alergias, dolores de cabeza y jaquecas, reduciendo la severidad de los ataques de asma, fortaleciendo el sistema inmune, aumentando la productividad en el trabajo, fortaleciendo la concentración e incluso reduciendo la susceptibilidad a la gripe. Las emanaciones de las lámparas de cristal de sal actúan sobre diferentes sistemas de nuestro organismo. En el caso del sistema circulatorio, podemos señalar que la sangre es el medio de transporte que lleva oxígeno y sustancias nutritivas a cada una de las células del cuerpo a través de las arterias. Desgraciadamente, estas vías de transporte se obstruyen a veces debido a agentes como el colesterol, por ejemplo. Éste se adhiere a las paredes de los conductos sanguíneos y los estrecha, haciendo que la sangre necesite una gran presión para poder circular. Esta presión la ejerce el corazón, por lo que este órgano puede sufrir un sobreesfuerzo. Los iones negativos contribuyen a disminuir el colesterol de la sangre, disminuyendo así la sobrecarga del corazón. Por lo que respeta al sistema inmunitario, durante toda nuestra vida bacterias y virus intentan penetrar en nuestro cuerpo produciendo enfermedades. Pero el organismo dispone de un ejército de células defensivas dedicadas a rechazar a estos intrusos. Los iones negativos refuerzan las defensas, purifican la sangre y evitan infecciones. Cuando el cuerpo reacciona violentamente contra el polen, el polvo, determinados alimentos o sustancias nocivas del medio ambiente, se producen las alergias. Los iones negativos pueden aliviarlas y también mejoran los síntomas de enfermedades como el asma y la bronquitis. Igualmente el reumatismo, los dolores de las articulaciones, los estados de nerviosismo y las molestias digestivas son trastornos cuyos síntomas evolucionan más favorablemente si el ambiente en el que vive el paciente está cargado de iones negativos.

Cuidados que necesitan: No deben sumergirse en el fregadero ni limpiarse con un trapo húmedo, pues la sal podría disolverse. Por le mismo motivo, no deben dejarse durante mucho tiempo al aire libre, junto a una ventana abierta o en una estancia húmeda. También hay que mantenerlas a una distancia prudencial de fuentes de agua y de plantas que precisen un riego regular. En caso de que el portavelas se moje, lo mejor es dejarlo encendido hasta que se seque. Para su mantenimiento basta simplemente con limpiarla con un cepillo o un paño seco.

Peso700 gr - 1000gr

Escribe una opinión

Portavelas de Sal del Himalaya Natural

Portavelas de Sal del Himalaya Natural

Portavela de sal con forma natural.

Productos Relacionados

Volver arriba